Estudiantes inadvertidos en la educación superior – exclusivo

Blanca Susana Vega Martínez

Comúnmente los académicos e investigadores sobretodo del amplio campo de la educación nos sentamos a reflexionar sobre la diversidad de actores que participan de alguna u otra forma en los espacios educativos, sin embargo, pocas son las veces que dirigimos nuestra mirada a una población inadvertida u olvidada en dichos centros escolares, quizá por su poca presencia en números, o su voz tan tenue, o porque al ser pocos no se escucha el eco de sus propuestas, quizá porque las políticas educativas no son claras para ellos, o bien, porque la educación formal aún sigue siendo un sueño no alcanzado; hablamos de los estudiantes en situación de discapacidad.

En México, la población de jóvenes asciende a los 21.5 millones, los cuales representan el 18.2% de la población total. De estos, de acuerdo al Instituto de Estadística y Geografía (INEGI, 2010) en México, solo el 17.1% de la población de 24 años y más, cuenta con al menos un grado aprobado en los niveles de: técnico superior, profesional, maestría o doctorado; es decir, solo un colectivo privilegiado puede acceder a la educación superior en México. Otro dato importante de señalar es que para el año 2010 la población mexicana contaba con un grado promedio de escolaridad de 8.6 años en la población de 15 años y más.

Ahora bien, de estos jóvenes que ingresan a sus estudios superiores en México ¿Cuántos se encuentran en una situación de discapacidad? Es una pregunta que no tiene certeza, los datos no son precisos a lo largo y ancho de la República Mexicana, la presencia de estos estudiantes en las estadísticas educativas de la educación superior han quedado reservadas, muchas veces porque no se detecta a este colectivo al momento de ingresar a la universidad, y otras, porque no se volteado la mirada hacia ellos.

En la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, México, un grupo de profesores ha emprendido la tarea de recopilar quiénes y cuántos son los estudiantes que ingresan a la UASLP, tarea que se ha emprendido cada ciclo escolar desde hace 10 años. Para contextualizar, es importante mencionar que la universidad cuenta con una población de 29. 739 estudiantes en el ciclo escolar 2015-2016. Su oferta educativa se sitúa con 186 programas, entre bachillerato, licenciatura, especialidad, maestría y doctorado, en 8 campus universitarios. Sin embargo, de esta población estudiantil, menos del 1% de los estudiantes se encuentran en situación de discapacidad, lo cual es lamentable, porque no solo quiere decir que la propia institución no promueve su ingreso, sino que además son pocos los estudiantes que llegan a este nivel educativo. Hasta el momento, se tienen censados 75 estudiantes que han tenido una relación educativa con la UASLP en 10 años, es decir, de 2005 hasta 2015. Es importante señalar que este censo es inestable debido a los constantes cambios con este colectivo, algunos desertan debido a sus propias complicaciones físicas, otros, permanecen a pesar de la falta de infraestructura para albergarlos, de la poca formación docente y de una cultura poco inclusiva; sin embargo, también hay que señalar que algunos de ellos egresan y se encuentran en la incertidumbre de su vida laboral, como cualquier egresado a falta de empleos bien remunerados. Las edades comprendidas de este colectivo de estudiantes abarcan desde los 19 hasta los 59 años de edad, siendo 46 hombres y 25 mujeres, localizados en 17 facultades u unidades académicas de la institución. Este es el panorama desolador de mi universidad, y ¿en tu institución, cuántos estudiantes pertenecen a este colectivo?, ¿cuentan con las condiciones sociales, educativas y de infraestructura para albergarlos? ¿Qué estrategias emprenden para pensar en una inclusión educativa y social real? y, una pregunta más para un próximo debate, ¿hay equidad en los procesos de admisión de tu universidad con estos estudiantes?

Blanca Susana Vega Martínez – Instituto de Ciencias Educativas – Universidad Autónoma de San Luis Potosí – México – susanavega8@hotmail.com

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *